La Consejería tiene que dar instrucciones claras sobre las reuniones telemáticas de los docentes
-La Consejería de Educación trata a los docentes como ciudadanos de 'segunda'
26 de Octubre de 2020

Durante el confinamiento, tanto docentes como alumnos y sus familias hicieron un gran esfuerzo por continuar con un sistema educativo adaptado en tiempo récord. Desde septiembre, la apuesta ha sido la presencialidad y, nuevamente, la comunidad educativa se está esforzando de modo admirable, en muchos casos sin las medidas de distanciamiento que se imponen al resto de la población, con mascarillas con las que es difícil transmitir los conocimientos durante horas, con puertas y ventanas abiertas, soportando ruidos y proyectando la voz para llegar a todos los alumnos del aula.

Ahora, se unirá el frío en estas trincheras del Saber. Y se incumplirá de forma flagrante el RD 486/1997 de 14 de abril que en su Anexo III especifica que las condiciones ambientales en los lugares de trabajo deben oscilar entre los 17º y 27º C, aunque la postura de la Consejería está muy clara desde el 26 de agosto de 2020 en el que planteó está cuestión: “debe primar la salud sobre el confort”.

En estos momentos sigue sin haber instrucciones claras y uniformes sobre la forma de realización de las distintas reuniones: en unos centros las CCP, Evaluaciones iniciales, Claustros … se realizan de forma telemática, en otras presencial, en otras de forma telemática pero los docentes tienen que estar en los centros con las ventanas abiertas…, y cuando no haya buena cobertura todos en el mismo aula o despacho.

La Consejería de Educación, como expuso ya CSIF cuando se nos presentó el día 31 de agosto el Manual frente al COVid19 y como volvió a reiterar en la Mesa Sectorial de 16 de octubre de 2020, debe dar unas instrucciones claras en este tema para que todos los centros y todas las Delegaciones Provinciales actúen de la misma manera, de lo contrario también habrá docentes de “tercera”.

Parece que con esta forma de actuar somos funcionarios de “segunda”, mientras que en la inmensa mayoría de Delegaciones y otros organismos públicos todo contacto es telefónico, a los docentes en vez de minimizar riesgos y cuidarlos se les obliga en algunos casos a ir a los centros a realizar reuniones que luego se hacen de manera telemática con los profesores repartidos por diferentes aulas.

Y ahora todo se complica, o se aclara, cuando desde ayer tenemos un nuevo Estado de Alarma y sin existir confinamiento si nos recomienda salgamos lo menos posible de nuestros domicilios.

CSIF, a quienes dan estas instrucciones, les anima a salir de sus despachos e ir a los centros educativos para ver lo que está sucediendo en ellos, y oír a un colectivo que comienza a estar muy cansados.