CSIF celebra el anuncio de readmisión de los trabajadores despedidos en Santa Bárbara y espera que no haya más decisiones unilaterales por parte de la empresa
ACTUALIDAD | EMPRESA PRIVADA
17 de Febrero de 2022
  • La central sindical se muestra satisfecha con esta medida, que se produce tras la presión ejercida desde el ámbito laboral y social contra el desmantelamiento de la planta de Alcalá de Guadaíra

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en el comité de empresa de la planta que Santa Bárbara Sistemas (SBS) tiene en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), celebra la decisión de readmitir a los trabajadores despedidos comunicada hoy por parte de la empresa en la reunión del comité intercentros mantenida este jueves. El sindicato espera que se materialice el compromiso alcanzado hoy con la empresa para que no se produzcan más decisiones unilaterales como la que provocó los citados despidos, 21 de ellos en el fábrica sevillana.

La central sindical ha expresado su satisfacción por “que las medidas de presión ejercidas desde el ámbito laboral en defensa del empleo y en contra del desmantelamiento de la planta sevillana, que han estado acompañadas también de un importante apoyo social e institucional, hayan dado sus frutos”, según ha manifestado la vicepresidenta de CSIF Andalucía, Yolanda Salgado.

La comunicación de la readmisión de todos los empleados despedidos se produce casi una semana después de la movilización que tuvo lugar el pasado viernes, 11 de febrero, contra los despidos y contra el plan de la empresa de trasladar el montaje de vehículos militares desde la planta de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) hasta Trubia (Asturias), lo que en la práctica supondría el desmantelamiento de la fábrica. Centenares de personas, entre ellas la casi totalidad de los 200 que trabajan en Alcalá y los 21 compañeros despedidos el pasado 28 de enero, recorrieron a pie el trayecto entre la planta y el Ayuntamiento de Alcalá y exigieron la readmisión de los despedidos y el mantenimiento de la actividad.

La propia ministra de Defensa, Margarita Robles, a raíz de conocerse los despidos, recordó que su departamento adjudicó el contrato para montar blindados 8x8 a General Dinamics para que creara empleo, no para que lo destruyera. Desde otras instituciones, también expresaron su respaldo al mantenimiento del empleo la Junta de Andalucía, que se ofreció como mediadora en el conflicto, y el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, cuya alcaldesa estuvo presente en la citada movilización.

Finalmente, “parece que la empresa ha entrado en razón y ha reconsiderado su decisión, extremo que acogemos con satisfacción”, según ha apuntado la vicepresidenta de CSIF-A, que ha añadido que “no puede acabarse con un exponente fundamental de la industria sevillana y andaluza, que además genera muchos puestos de trabajo en empresas auxiliares”, ha concluido.

Problema de fondo: Traslado de las líneas de producción a Trubia
Por su parte, el presidente del comité de empresa, Carlos Tercero, ha expresado su alegría por la readmisión de los despedidos, si bien ha advertido que “seguimos con el grave problema de fondo que es el traslado de las líneas de producción de Sevilla a Trubia, que sigue ahí y por lo que seguiremos luchando”, ha recordado el responsable de los trabajadores.