La plantilla de Santa Bárbara se manifiesta por la readmisión de los 21 despedidos y el mantenimiento de la actividad en Alcalá de Guadaíra
ACTUALIDAD | EMPRESA PRIVADA
11 de Febrero de 2022
CSIF insta a la compañía a recapacitar porque "hasta la ministra de Defensa le ha advertido que no está siendo leal a lo pactado con el Gobierno ni con el comité”

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en el comité de empresa de Santa Bárbara Sistemas (SBS), ha participado este viernes en la primera gran movilización contra el plan de la empresa de trasladar el montaje de vehículos militares desde la planta de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) hasta Trubia (Asturias) en 2023, lo que en la práctica supondría el “desmantelamiento” de la fábrica sevillana. Centenares de personas, entre ellas la casi totalidad de los 200 que trabajan en Alcalá y los 21 compañeros que fueron despedidos el pasado 28 de enero, han recorrido a pie el trayecto entre la planta y el Ayuntamiento de Alcalá y han clamado por la readmisión de los despedidos y el mantenimiento de la actividad.

“Esperamos que la dirección escuche lo que le están diciendo la plantilla y la sociedad en general y que recapacite antes de tomar alguna medida drástica”, ha afirmado el presidente del comité de empresa, Carlos Tercero, quien ha agradecido el apoyo incondicional que han recibido los trabajadores por parte de cargos públicos tan relevantes como la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien el miércoles recordó que su departamento adjudicó el contrato para montar blindados 8x8 a General Dinamics para que creara empleo, no para que lo destruyera.

“Nos alegra que el Gobierno nos respalde de esa manera tan rotunda. Al final lo que dijo la ministra es lo mismo que denunciamos nosotros: la empresa no está siendo leal a lo pactado o hablado ni con el Ministerio, ni con el Ayuntamiento de Alcalá ni con la representación de los trabajadores”, ha recalcado el representante de CSIF, que también ha valorado el apoyo de la Junta de Andalucía y de la alcaldesa alcalareña, Ana Isabel Jiménez, quien incluso ha compartido la cabecera de la manifestación cuando se ha aproximado a la sede del Consistorio.

“Confiamos en que las movilizaciones que hemos organizado empujen a los políticos a traducir sus palabras en hechos. La compañía está obligada a aceptar que los veintiún despedidos de Sevilla y los tres de Madrid tienen cabida. Y si no lo hace, la plantilla llegará hasta donde tenga que llegar para que la producción no se traslade a Asturias. Aquí somos 223 familias a las que no nos llega la camisa al cuerpo”, ha advertido Tercero.

Después de esta primera jornada de huelga, la plantilla realizará la segunda el próximo 21 de febrero, día en el que habrá una concentración ante la Subdelegación del Gobierno en Sevilla. Además, el comité de empresa tiene previsto reunirse con la delegada territorial de la Consejería de Empleo en Sevilla y organizar otro acto de protesta ante el Parlamento de Andalucía. Los paros también han sido convocados para los mismos días por los comités de Trubia y Madrid, donde hay 420 y 147 trabajadores, respectivamente. En la planta de la capital hubo tres despidos el 31 de enero.

Ver Galería