El tiempo nos ha dado la razón
27 de Octubre de 2014
Únicamente la firma de un acuerdo por parte de CSIF, STAJ y UGT ha logrado parar la tremenda agresión a los derechos de los funcionarios de justicia que suponía el proyecto de LOPJ propuesto por el Ministerio de justicia.
Teníamos razón cuando decíamos que el preacuerdo garantizaba:
· Mantener los partidos judiciales de la misma forma que hoy se encuentran citados en la LOPJ.
· Mantener los centros de destinos municipales: UPAD municipal y cada Servicio común procesal de cada municipio.
· Mantener los Juzgados y Agrupaciones de Paz con personal de Justicia transformándolos, como consecuencia de la modificación de la Ley del Registro Civil, en Oficinas Judiciales de Paz.
· Suprimir la movilidad forzosa ordinaria fuera del municipio.

El tiempo nos ha dado la razón y, ahora, hasta el único sindicato de los cuatro más representativos que no firmó ese preacuerdo, reconoce la garantía de todos esos apartados. Si hay una reforma de la LOPJ se realizará sin los perjudiciales efectos para los empleados públicos de la implantación de los tribunales de instancia en la forma y con las consecuencias que se pretendía en su origen.