VERGONZOSA DECISIÓN DE LA CONSEJERÍA DE JUSTICIA
03 de Diciembre de 2011

El Director General de Justicia comunicó ayer a CSI-F que las comisiones de servicio y las sutituciones que, según el compromiso adquirido por la Dirección General de Justicia iban a ofertarse esta semana no van a publicarse ni esta semana ni nunca.

La suspensión "sine die" de estas ofertas proviene de la Consejera de Justicia y se justifica en que la Consejera ha sido sensible a las peticiones de Secretarios Judiciales y Jueces y a la política general de función pública respecto de estas formas de provisión de puestos de trabajo.

CSI-F valora esta DECISIÓN como VERGONZOSA y así se lo hemos hecho saber al Director General. Con esta decisión la Consejera demuestra que no es de fiar y coloca al Director General y al Subdirector en una difícil posición al dejarles sin poder de interlocución. En este sentido CSI-F ha manifestado que, en lo sucesivo, sólo asistirá a reuniones de Mesa sectorial o técnica formalmente convocadas y con presencia de la Consejera de Justicia Dña. Leticia Díaz. CSIF rompe así toda línea de colaboración con la Administración porque no se puede ser colaborar con quien comete semejante deslealtad.

Pero es que, esta decisión es, además, ILEGAL puesto que la normativa vigente y la doctrina judicial de la Sala del TSJC es clara al respecto y obliga a la Administración a ofrecer plazas en sustitución vertical cuando se produce una vacante o baja de larga duración y a convocar comisiones de servicio cada dos meses (llevamos 7 meses desde la última convocatoria)


Esta decisión deja colgados a decenas de funcionarios cántabros repartidos por la geografía nacional a los que se les había confirmado, incluso desde la Dirección General que se iba a publicar la convocatoria y que, por fin, conseguían los informes necesarios para regresar a Cantabria a través de las comisiones de servicio. Asimismo, esta decisión cercena el derecho de los funcionarios a la movilidad y a la carrera profesional constituyendo un nuevo recorte de derechos que se suma a la larga lista ya perpetrados.

Pero quizá lo más grave de la decisión son los motivos que aduce la Consejera para tomarla. En primer lugar, tiene narices que, quienes tienen 3 concursos 3 al año (Secretarios y Jueces) se metan a opinar sobre las escasas oportunidades que tenemos el resto de funcionarios para cambiar el destino. Tiene bemoles que ahora vengan a atribuirse el papel de guardianes de la estabilidad de los juzgados cuando, en muchos casos, es el talante de Secretarios y Jueces la causa por la que muchos funcionarios deciden cambiar de destino. Por otro lado, es un insulto a la inteligencia que las comisiones de servicio y las sustituciones perjudiquen la estabilidad de los Juzgados cuando la marcha de un Secretario o de un Juez de un órgano judicial provoca bastante más trastorno en la tramitación de procedimientos.

Con todo esta decisión nos retrotrae a los años 70 cuando los juzgados eran una especie de señoríos feudales y nos aleja de la administración moderna que tanto gusta a los políticos mencionar en sus discursos. Cercenando derechos no se consigue más que desafección y desmotivación cuando cualquier estudiante de recursos humanos sabe que una administración moderna se construye justamente con motivación e implicación del personal.

Pero es que, encima, el coste de estos procesos es CERO. Mejor dicho, la provisión de puesto de trabajo por funcionario titular supone un ahorro en costes laborales para la Administración. Pero claro, cuando interesa (recortar salarios) el ahorro y la austeridad son principios básicos de la acción de gobierno pero cuando no interesa, como en este caso, pues miramos para otro lado.

En fin, que la decisión de la Consejera no puede ser más errónea desde todo punto de vista pero, fundamentalmente desde uno que parecía un mantra en los primeros movimientos de su departamento: restablecer la confianza en las relaciones con todos los operadores jurídicos. Al parecer los funcionarios se han quedado por el camino.

Y es que tiene su gracia, por no decir otra cosa, que después de esta traición en toda regla, la Consejera pida colaboración en la negociación de la nueva normativa. ¿De verdad se piensa la Consejera que somos idiotas?. ¿De verdad pretende que se puede faltar al respeto y tomarnos el pelo de esta manera y luego esperar colaboración?. Pues va a ser que no.

De momento todo el mundo que quiera pedir sustitución o comisión de servicio va a poder hacerlo con los modelos que CSI-F pone a disposición de los interesados y luego volveremos a los Juzgados. (Enlace a las plazas que se iban a ofertar para su consulta sin perjuicio de que te dirijas a los delegados de CSI-F para más información)

La credibilidad de la Consejería está en entredicho por esta decisión y sólo una rectificación y la convocatoria de las sustituciones y comisiones de servicio tal y como estaban comprometidas podría restaurarla.