CSIF DENUNCIA LA FALTA DE PERSONAL EN LA UNIDAD DE POLICÍA LOCAL DE BARRIOS RURALES DE ZARAGOZA Y LAS CARENCIAS DEL SERVICIO
El Ayuntamiento ha recortado casi a la mitad el número de agentes de la unidad y ahora no se llega a cubrir adecuadamente todos los barrios rurales.
En algunos no se puede patrullar a diario.
21 de Enero de 2022

Zaragoza. (21/01/2022).- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia que el recorte de personal en la unidad de barrios rurales de la Policía de Zaragoza perjudica gravemente al servicio que se presta a los ciudadanos, y afecta también a las condiciones laborales de los agentes. Desde el 10 de enero, la Policía Local ha reestructurado esta unidad y ha recortado el número de policías casi a la mitad. En vez de “reforzar” la unidad, como anunció el Ayuntamiento, la ha recortado.

En octubre la unidad contaba con 1 subinspector, 3 oficiales y 14 policías. Ahora en enero están solo 1 subinspector, 2 oficiales y 7 policías. Antes ya era insuficiente y ahora es imposible prestar un buen servicio con este personal para 14 barrios rurales. La unidad se refuerza con una patrulla del sector Norte y otra del Sur, pero es solo un parche que no soluciona los problemas de falta de personal.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento se planteó el año pasado la supresión de esta unidad en el marco de una reestructuración global del cuerpo. Finalmente se decidió que continuara, pero con un recorte de personal brutal que hace inviable el trabajo diario. Los agentes tienen una gran sobrecarga de trabajo administrativo y no pueden patrullar por todos los barrios rurales (una zona muy extensa que incluye núcleos de población, caminos y polígonos industriales) tanto cómo sería necesario. Hay barrios por los que la Policía Local no puede pasar a diario porque no hay personal suficiente. Solo acuden en caso de una llamada o requerimiento.

Este recorte de plantilla también afecta a las condiciones laborales de los 10 agentes de la unidad de barrios rurales. Al ser tan pocos, no pueden acogerse a los mismos permisos que otros policías de otras unidades. Por ejemplo, un agente de la unidad no puede disfrutar de un deslizamiento de jornada para conciliar y llevar a sus hijos al colegio.

CSIF quiere que se mantenga esta unidad, tan valorada por los vecinos de los barrios rurales. Pero es imprescindible dotarla del personal necesario para poder prestar el servicio en buenas condiciones.

Heraldo de Aragón

Youtube

2022 01 22 Heraldo de Aragón2022 01 22 Periódico de Aragón
Ver Galería