CSI-F organiza una ‘gran pitada’ a Rosell para que retire sus insultos a los empleados públicos
20 de Febrero de 2013

IMG_0043

Empleados públicos realizaron hoy una ‘gran pitada’ al presidente de la CEOE, Juan Rosell, en el marco de un acto institucional de la patronal en Huesca, para trasladarle su rechazo a las descalificaciones que realizó recientemente contra el colectivo de empleados públicos españoles.

La protesta estuvo convocada por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato más representativo en las Administraciones Públicas. Los empleados públicos recibieron con una sonora pitada al presidente de la patronal a las puertas del Hotel Abba, donde se celebraba el 35 aniversario de la patronal en Huesca. Rosell estuvo acompañado por la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi.

Los empleados públicos portaban pancartas alusivas y de reproche al presidente de la patronal. Entre otros lemas, se pudo escuchar: “esta fiesta se paga con nuestra extra”.

CSI-F exige a Rosell que rectifique, retire sus insultos y, en vez de desacreditar a los empleados públicos, asuma su responsabilidad en la destrucción de empleo que se está produciendo todos los días en España.