CSI-F pide un pacto social y político para dignificar la imagen y las condiciones de trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado
18 de Octubre de 2012
CSI-F, CEP, CESI y el Director General de la Policía

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), Miguel Borra, reclamó hoy la necesidad de alcanzar un pacto social y político para dignificar la imagen y las condiciones de trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el actual contexto de crisis económica y ajustes.

CSI-F celebró hoy una jornada de trabajo para analizar las consecuencias de la crisis en los miembros policiales, que contó con la participación del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, el secretario general de la Confederación Española de Policía (CEP), Ignacio López y el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI), Klaus Heeger.


CSI-F recuerda que la crisis económica y los recortes no entienden de uniformes y los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado están también sufriendo en sus propias carnes los rigores de los ajustes económicos.

Al igual que el resto de los empleados públicos, los policías han sufrido a lo largo de los últimos tres años una bajada de sueldo, tres congelaciones sucesivas, una pérdida de poder adquisitivo de más del treinta por ciento, aumento de la jornada laboral, la supresión del complemento de paga por baja médica o supresión de días libres.

A todo esto se une la reducción de la Oferta de Empleo Público y la merma de plantillas, con lo que eso conlleva para el conjunto de los ciudadanos, la precariedad de medios materiales o la eliminación de la segunda actividad. En este sentido, Borra advirtió de que “si no salvaguardamos la calidad de nuestras policías durante la crisis económica, pondremos en riesgo nuestro modelo social”.

Borra también mostró su preocupación por los recientes acontecimientos que han tenido lugar durante las manifestaciones ciudadanas en los que la Policía se ha visto obligada a hacer uso de la fuerza. “No nos gustan las imágenes de policías ejerciendo la fuerza, como tampoco la de manifestantes lanzando objetos contra la policía. Se trata de violencia de la que son víctimas tanto los ciudadanos, como los funcionarios”, destacó. Según dijo, en último término, la responsabilidad de la actuación policial “es siempre de carácter político, puesto que los policías siempre cumplen órdenes”.

En la misma línea, el presidente de CSI-F advirtió de que el papel de la policía también ha sido fundamental para que los ciudadanos hayamos podido manifestarnos durante todos estos días, y así se ha reconocido en multitud de muestras espontáneas de agradecimiento por parte de ciudadanos.

CSI-F también pone en valor la importancia de la Policía para desmantelar la campaña de descrédito social y mediático a la que han sido sometidos los empleados públicos durante los últimos años. Los ciudadanos saben muy bien que los empleados públicos, bomberos, médicos, enfermeras, carteros, administrativos y también los policías, son el mejor aval para salvaguardar nuestros servicios públicos.

Desde CSI-F, se ha ofertado a Gobierno y partidos políticos la necesidad de firmar un pacto de Estado para modernizar las administraciones, garantizar su eficacia y eficiencia, valorar la productividad de los empleados públicos y realizar un análisis realista de las plantillas para garantizar los servicios que reciben los ciudadanos. CSI-F hace ahora extensivo este pacto de Estado a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado para dignificar su imagen, conforme a su labor social y desde luego sus condiciones laborales.